tarta de chocolate, acaramelada, candybar, madrid, rustic, candybar toscana, candybar bonito

El cumpleaños de Ana Gayoso, el alma de La Champanera, un año después.

El año pasado no hicimos un post, y debimos ser las únicas, pero más vale tarde que nunca. Fue un acontecimiento de los que se habló mucho el año pasado y tuvimos la suerte de poder estar como proveedoras.

Todo el mundo del sector de las bodas conoce a Ana Gayoso te das cuenta, enseguida, cuando la conoces de que es una persona tremendamente sencilla, pero con un gran carisma. Su sonrisa es su mejor tarjeta de visita y cuando habla de los vestidos de novia le brillan los ojos. Apasionada, ha hecho de su hobby su trabajo.

Desde aquella fantástica fiesta de cumple, organizada por Cartu Calderón, Flamintgo de Aguinaga, ¡¡hasta se ha casado!!!. Y nosotras hicimos una mesa de postres para que el cumpleaños fuera tremendamente dulce.

Está bien recordar las cosas bonitas esta vez os vamos a contar como lo vivimos nosotras, que eso…es lo que aun no se ha contado…jjja.

 

h9

Un día soleado, como veis, nos daba la bienvenida a la finca de Aldeallana. Una casa rústica con un gran terreno salpicado de árboles. Aledaño a la casa se instaló una carpa blanca que daba cobertura a la fiesta.

El techo de la carpa tenía rosarios de luces que daban al ambiente un toque onírico.

 

 

Rincones llenos de encanto y mimo se distribuían en aquel bucólico lugar. Todo ambientado en un picnic en la Toscana Italia. ¿Veis los cestos, los limoneros, los manteles de cuadros rojo…? Nuestra mesa de postres estaba al fondo a la izquierda, desde aquí, lo podéis ver.

Aquel espacio donde se mezclaban las mesas, los sillones con centros de flores, como veis muchos de esos centros eran hogazas de pan. Original, ¿verdad?. Las flores eran muy campestres, como improvisados ramos recogidos en el campo.

 

 

h1

h2

h21

 

 

 

La carpa también tenia salida al exterior, que por supuesto, estaba decorado, dando continuidad.

 

 

h12 h16 h13

Los camareros del evento, como podeis ver, llevaban canotier, camisa blanca y un delantal acorde a la ambientación del evento. Y eran especialmente atentos, profesionales y jovenes. Ana estaba pletórica, exultante. Ropa casual acorde al lugar y a pesar de que Cartu estaba al tanto de todo, ella no perdía ojo a todos los detalles.

h19

La parte salada del evento, sin duda, un acierto, el catering de La bonnotte. La calidad y el buen gusto son su lema. Además de los aperitivos que se pasaban en bandejas, también tenían un ricón de quesos y embutido y un show-cooking de tortillas, tortillas al momento y como quisieras. Al pasar por la “trastienda” Sergio nos dió a probar alguna de las cosas que iban a servir y nos fuimos con ganas de más…como siempre…jjja. ¡¡¡Que peligro tiene la bonnotte!!.

 

 

h17

 

 

h24 h23

La parte dulce, nuesta mesa de postres. Ana nos dejó total libertad de creatividad y nosotras quisimos sorprenderla.

 

h8

12940683_939582782824401_294509745_n

Tarta de chocolate con nutella, tarta de zanahoria, de chocolate y vainilla, cheesecake y appel pie. Bolas de donuts, brownies, cupcakes de fresa y pistacho, tarta de la abuela en tarro y fruta al natural. Unos botes con chuches y un cesto de manzanas completaban esta propuesta.

No sobró nada. Y sabemos que encantó. Marcamos con pequeñas pizarras los que era cada dulce, por si había dudas. distribuimos con pequeñas mariquitas, que daban un sentido a aquel picnic. Pusimos flores tanto en la mesa, como una cesta en la parte baja de esta, en una cesta. La tarta de chocolate, llevaba una pequeña guirnalda, sutil y una vela con un corazón para que Ana pudiera soplarla.

Como siempre click10 hizo estos fotones que os estamos enseñando y que vamos poniendo por instagram, que nos encantan.

h3 h4   h6   h5    h7

Una bonita experiencia que nos ha encantado recordar, contigo.

h18

 

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.