Galletas “thumbprint” sin huella y otros misterios

receta galletas, thumbprint, galletas
Estas galletas deberían ser redondas gorditas y algo hendidas por el centro como “marcadas por una huella”.
Sin pretender ser Cuarto Milenio, os traemos dos de los misterios de nuestras vidas…uno es el misterio de porque las recetas tienen vida propia, a pesar de seguir siempre los mismos

pasos, y otro misterio que nunca nos hemos atrevido a confesaros sobre la tienda.

Cuando uno es muy racional y pragmática, le gusta mirar la vida desde el lado menos sensorial y sensitivo y más desde la certeza de lo que uno ve o a lo que a uno puede encontrar una explicación sencilla.
Esta entradilla es para justificar que nosotras, creer no creemos, pero como la certeza de lo que no “no se cree” es algo que no se puede demostrar, tan sólo es un acto de fe, cada cual que lo interprete a su juicio, os contamos lo que nos ocurrió.
Cuando abrimos la tienda hace ya dos años, nos cautivó ese sabor centenario del edificio y como no de un sótano con un pasadizo abovedado de ladrillo que nos retrotrae otro tiempo en el que Madrid estaba lleno de estos pasadizos con fin en el cercano Palacio Real. No es difícil imaginar a personajes embozados en sus capas, de la época, pasando por ese estrecho pasillo, del que nosotros sólo alcanzamos a ver unos 3 metros, ya que está tapiado. En este mismo sótano tenemos un pequeño pozo, ciego, que da aun más encanto al lugar.
 Pero lo hace un lugar húmedo sólo apto para guardar vino, cosa que por el momento no hemos hecho, pese a las múltiples veces que nos lo han sugerido.
No digo yo, por la parte racional que me toca, que todo esto no invite a la sugestión y a dejar volar la imaginación…
Desde el primer momento que abrimos la tienda, empezaron a ocurrirnos cosas curiosas, las llamaremos así. Lo más habitual era que desaparecían y volvían a aparecer cosas después de varias semanas en el lugar donde se suponen que deberían estar. Un día el equipo de música también subió al máximo sin que nadie lo tocara o en pleno verano se calentaron los radiadores sin que nadie hubiera puesto la calefacción…curioso ¿no?
Os cuento la receta y luego el desenlace de la historia:
215 g de harina
1/4 cucharadita de polvo de hornear
1/4 cucharadita de sal
170 g de mantequilla
115 d de azúcar
2 cucharaditas de vainilla
1/4 cucharadita de almendra
1 huevo
170 g de mermelada sin pepitas (esta se pone en el agujero que no salió, así que nos lo ahorramos!! je je)
Mezclamos la harina con la levadura con la sal y reservamos
Mezclamos la mantequilla con el azúcar la vainilla el aroma de almendra
Incorporar el huevo y mezclar
Añadimos los ingredientes secos.
Refrigeramos la masa al menos una hora aunque la podemos dejar hasta 2 días para que esté firme.
Hacemos bolas y presionamos en el centro para hacer un agujero.
Horneamos a 170º durante unos 12 minutos.
Si tus galletas no deciden tener tener vida propia y quedarse sin agujero, una vez frías lo rellenaremos de mermelada.
Si no no os preocupeis porque están impresionantes.

 

Como os decía, estas cosas no eran molestas, ni nos suponían ningún problema.

Un día entró una clienta en la tienda con su hija, una mujer de aspecto muy normal, sereno y serio, de unos 50 años, con su hija de 20, compraron un hada de las que tenemos en la tienda de Gisela Graham, en la conversación y sin saber muy bien la razón les conté lo que nos pasaba.

La mujer sin inmutar el gesto, me dijo que había una “presencia femenina” en la tienda, que ella sabía que había entrado en la tienda por algo y que debía de ser eso….

¿Os había hablado de mi escepticismo con este tema?. Ella me dijo que teníamos que ayudar a pasar al otro lado a la presencia…(por un momento me vi como Jennifer Love Hewitt en la serie “Entre fantasmas”) Yo, procurando medir mis palabras para no molestar a aquella buena mujer, le dije, procurando quitar hierro al tema, que a nosotras no nos molestaba aquello, que había sitio de sobra en la tienda para todas y que era hasta gracioso.

Pero la mujer me dio un argumento que no supe rebatir…”Os está pidiendo ayuda, le tenéis que ayudar”. Por Dios, por Dios…”ayuda”, como íbamos a negarle a alguien o a “algo” la ayuda.

Nos dijo que tan sólo teníamos que leer una oración que ella nos escribió en un papel al Arcángel San Gabriel, en voz alta y con energía, cogiéndonos de las manos, cuando todo estuviera tranquilo. (¿Ya os imagináis la escena?).

La clienta pagó y se marcho.

Entré en el obrador, con el papel de la oración, y conté lo ocurrido, con la convicción de que teníamos que hacerlo para “ayudar”. No fueron pocos los “peros”, con los que me encontré, poneos en nuestro lugar. Llegamos a la conclusión de que leer aquel papel no podía ser malo, pero tampoco creíamos, sinceramente, que nada bueno, el escepticismo está muy arraigado.

La cuestión es que cerramos las ventanas y lo hicimos, con seriedad y energía (si lo hacíamos teníamos que hacerlo bien, una cosa es no creer y otra tomarse a risa lo que no se conoce).

Sugestión o no, después de aquel día todo cambió.

Nos dimos cuenta tiempo después, recordando aquel episodio, que después de aquello no había vuelto a ocurrir nada de aquellas cosas.

¿A que es curioso?

Ahora lo contamos como una anécdota más de una de esas inexplicables o curiosas que o ocurren en la vida.

 

Bueno espero tu comentario, como siempre, y por supuesto decirte que la receta está más que buena…inmejorable, prueba a hacerlo y me lo cuentas.

A ver si tienes suerte y decide quedarse la huella en la galleta…

 

  1. hola!!, pues a mi me gustan mucho las galletas y tienen un aire primaveral total, Ains las cosas de presencias me dan un poco de cosilla, pero una vez algo me ocurrio con una amiga que habia como una sobra por su casa y decían que era una presencia, que tenia que acabar de descansar, y asi se hizo, gracias por las galletas, besos!

    • Bueno me alegra que nos seamos las únicas, me alegra que te gusten las galletas. besos

  2. La receta está muy buena, pero después de lo que nos contás, me quedé intrigada, con mi esposo siempre vemos cuarto milenio y me dan curiosidad ésas experiencias, sé de brujas, (ja, ja) pero de fantasma me asusta, hicieron bien en tratar de ayudar, las buenas ondas llegan.
    Besos, me ha encantado el post, besos,ana.

    • Ana, si es cuestión de ayudar se ayuda…claro, creas o no creas. Pero la verdad es que es una experiencia todo esto. mil besos para los dos

  3. Qué curiosa la anécdota, me encantan las fotos. Un besico y buen fin de semana.

  4. Ja, me acuerdo cuando publicaste el post con las primeras fotos de la tienda e hicimos broma del fantasma. Pues bien, con esta historia te digo algo, no solo pensé en Ghost Whisperer (en Perú no tradujeron el nombre de la serie), sino también me imaginaba una escena de la serie Charmed, esa de las tres hermanas que eran brujas, una de ellas era Alyssa Milano, bueno, todas agarradas de la mano, con las velas y haciendo el conjuro.

    • JJja, tienes razón, esa serie también nos vale…jjja. besos

  5. Hay que ver que ganas de tomarme una galletita me están entrando…

  6. Hola me gustan tus recetas y quería invitarte a formar parte de http://www.recetapordia.es un directorio de recetas para blogs de cocina donde sólo tienes que registrarte y unir tu blog, y aparecerán los enlaces a tu blog para que te visiten y conozcan tus recetas. Si tienes alguna duda puedes ponerte en contacto conmigo. Gracias y un saludo.

  7. Pues no esta mal jejejeje
    saludos^^

    • asj
    • 6 marzo, 2015

    Pero qué cosa más extraña jajajaj y sí, así ahorramos que no está tampoco mal jajaja

    besos

    • Si la verdad es que pasaban cosas de dificil explicación. besitos

  8. Delicia sua bolachas. Adorei a caixa enfeitada com geleia. Tudo muito lindo e inspirador.
    Tenha um ótimo dia

    • Muchas gracias por pasar por aqui!, me alegra que te guste. bss

  9. Yo tampoco soy un poco escéptica en cuanto a estas cosas, pero es verdad que es una anécdota muy curiosa! Las galletas, por otro lado, tienen una pinta muy rica :)

    • Hay cosas que no sabemos explicar unos lo llaman fantasmas otros lo llamamos "cosas curiosas", pero lo que es cierto es que esto nos ocurrió y después de aquello nada de nada. Las galletas de verdad que están muy, muy buenas…animate a hacerlas.

  10. Muy curioso!!! Yo si creo en estas cosas, en mi familia han ocurrido cosas y hay algo inexplicable, otra dimensión, energías etc. Mientras no sean cosas feas o terroríficas!!! Las galletas las hago el finde!!!!

    • Siempre hay cosas que te cuentan o te suceden que en apariencia no tienen explicación, pero que no parezca que la tengan no quiere decir que sea así…En cualquier caso, nos dan en que pensar ¿a que si?. Espero esas galletas…

  11. Madre mia!!! Yo no se si habría sido tan valiente, a mi me dicen que hay alguien alli y no se que habría hecho… Las galletas tienen una pintaza!!un besito

    • En ese momento ni lo pensé, si me hubiera tenido que quedar sola por la noche…otro gallo hubiera cantado..jjja. Prueba las galletas están de muerte.

Comments are closed.