Polos con sopresa

h7bisbis
¿Quién no recuerda cuando era pequeño los eternos veranos sin cole? Daba tiempo a todo, a jugar, a ver la tele, a estar con los amigos de verano, a ir a clases de algo, a pegarte con tus hermanos, a salir a tomar algo con la familia, y también … a aburrirse ¿o no?.

“Mama me aburro”¿cuantas veces podíamos decir esto? Claro, además, nos dedicábamos a incordiar para que se notase que nos aburríamos.

No se si entonces yo era consciente de la murga que podíamos llegar a dar, creo que a veces sí ¡pero es que lo malo es estar ahora del otro lado!

Polos de gominolas de naranja y de sandía con gominolas sobre fondo blanco con gominas de colores

Y como ahora soy la mamá, pues toca organizarse que aún quedan un montón de horas que rellenar  en este verano y así conseguir que no te vuelvan loca con los “mamá me aburro”. Que por cierto, reflexionando sobre el tema, ¿porque para esto no es “papá me aburro”?.

Para mantener a la “gente pequeña” entretenida en la tienda siempre tenemos programados talleres de galletas, cupcakes, temáticos…o bien si se juntan un grupo de madres (o padres, o tíos…) con peques montamos un taller infantil en un plis olas.  Pero cuando me toca hacer de madre, y no hay ningún taller en Acaramelda al que “apuntarles”, pues tengo que agudizar el ingenio y planifico mis propios talleres caseros.

Polos de naranja y sandia en un cubo de lata Con esta receta los podemos tener entretenidos una mañana o una tarde, y no tanto en por lo que tardamos en hacerlo, es porque se pasarán toda la mañana o toda la tarde, abriendo el congelador mirando a ver si ya están. Cambiareis un rato el “mamá me aburro” por el “mamá ¿ya están?”, y por lo menos es otra cantinela distinta…jja.

Polos de naranja y sandia en un cubo de latón sobre hielos

 

 Receta

  • Zumo
  • Gominolas

Elaboración

El zumo da igual de lo que sea. En este caso de naranja, para los de color naranja, y de sandía para los rojos. Pero podemos usar cualquier zumo. O incluso podemos usar refrescos, de los que son sin gas o si tienen gas moviéndolos en un vaso para eliminarlo.
Gominolas pues como el zumo, podemos usar la gominola que queramos, redondas como este caso o de ositos.
Para hacer los polos tenemos que tener una polera (es como una cubitera con los agujeros más grandes y hondos y que tiene una tapa que incluye el palo. Las puedes encontrar en cualquier tienda de menaje o incluso en los bazares multiproducto.
Vertemos zumo en la polera, para que las gominolas no se queden todas en el fondo vamos rellenando poco a poco. Por ejemplo ponemos unas gominolas y echamos zumo hasta cubrir. Metemos en el congelador hasta que se congele. Sacamos y hacemos una capa solo con zumo. Metemos y congelamos. Sacamos y ponemos mas gominolas y cubrimos. Con esta capa probablemente ya hayamos rellenado toda la pollera.
Podemos hacer dos cosas, o usar el cierre de la polera y ya está, o meterla en el congelador y cuando el zumo esté casi congelado introducir suavemente un palo de polo de madera.
Polo de naranja con gominas verdes sobre fondo de hojas
¿Te apetece uno?
Gracias por estar siempre ahí
Besos mil
  1. Que ricos y que originales ! Menuda pinta tienen!
    bss

  2. Con la llegada del verano y del calor siempre ha sido una esplendida alternativa para refrescarse. Las gominotas ya es todo una originalidad.

  3. Riquisimos!! Un besito

  4. A los peques les va a encantar.

  5. mmm que pintaza!!!!

  6. ¡¡¡ Me encantan !!!

Comments are closed.