sábado, 16 de agosto de 2014

CUPCAKES DE SIROPE DE ARCE, WHISKY Y BACON


Cupcakes de sirope de arce y bacon con azúcar moreno y buttecream suave

Cuando lo niños vienen a nuestros talleres infantiles de cupcakes, últimamente tienen como referencia hacer algo como en Guerra de cupcakes.

Les deslumbran los acabados finales, la competición y les llama mucho la atención los cupcakes hechos con ingredientes que, al menos para nosotros, no son habituales.

El programa no sé si me lo creo mucho, que eso de meter solo una bandeja en el horno y que en un ratillo salgan mil...vamos que no me salen las cuentas je je. Pero en cuanto a las recetas, la verdad es que a mi la mezcla de sabores siempre me ha llamado mucho la atención.
Así que me puse a cotorrear por la red y encontré esta receta de Nigella y esta otra receta de Wonkywonderful e hice mi versión.

En una de las recetas incorporaban bourbon y como yo no tenía y en mi mueble bar si que hay whisky, pues hice mi versión mas castellana con whisky Dyc vamos que cupcakes made in USA versión segoviana!! je je

Receta

Ingredientes par los cupcakes

  • 225 gr de harina

  • 2 cucharaditas o 1 sobre de levadura tipo Royal

  • ½ cucharadita de bicarbonato

  • 1 pizca de sal

  • 100 gr de mantequilla

  • 100 gr de azúcar moreno

  • 2 huevos L

  • 100 ml de sirope de arce

  • 2 cucharadas de whisky

Ingredientes para el buttercream

  • 150 gr de mantequilla
  • 150 gr de azúcar glas
  • 75 gr de sirope de arce

  • Una cucharada de de wisky

Ingredientes para el bacon glaseado

  • 150 gr de lonchas finas de bacon

  • 50 gr de azúcar moreno

  • 50 gr de sirope de arce

  • 50 gr de bourbon o whisky


Preparación

Preparamos la bandeja de cupcakes con las cápsulas.
Precalentamos el horno a 170º
Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato e incorporamos la sal y reservamos.
Batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que se vuelvan cremosos e incorporamos los huevos uno a uno. Cuando todo sea homogéneo añadimos el sirope de arce y el whisky.
Añadimos los ingredientes secos suavemente con una espátula con movimientos envolventes.
Pasamos el contenido a las cápsulas de la bandeja con ayuda de una cuchara de helado.
Horneamos a 170º durante 17 minutos  o hasta que al pinchar en el centro uno de ellos salga limpio.
Sacamos del horno, dejamos reposar en la bandeja 5´y sacamos a una rejilla para que termine de enfriar.

Para el frosting, batimos la mantequilla junto con el azúcar glas hasta que quede muy cremosos, incorporamos el sirope y el whisky y seguimos batiendo. Introducimos en una manga pastelera con una boquilla de estrella cerrada.

Para el bacon glaseado, ponemos todos los ingredientes en un bol y dejamos que macere durante un rato. Pasmos a una bandeja de horno, importante que tenga fondo para que no caiga ni una sola gota al horno porque si se quema monta una humareda tremenda. Ponemos en la bandeja encima de papel de horno las lonchas de bacon y glaseamos bien con el liquido. Metemos en el horno y horneamos a 150ª durante unos 20´mirando bien que no se quemen, pero que se queden muy muy hechos.

Presentación

Ponemos el frosting encima del cupcake e incorporamos pequeños trozos del bacon.



Están impresionantes, hasta mi marido que no es mucho de este tipo de repostería repitió. Pero es que de lo que mis sobrinos no dejaron ni la muestra fue del bacon que sobró. 

Hacedlos y ya me contareis.

Gracias por estar siempre ahí, besos mil.

Las preciosas fotos by Ana Rosa Adan Fotografía



jueves, 31 de julio de 2014

Polos con sopresa

Polo de naranja con gominas verdes sobre fondo blanco

¿Quién no recuerda cuando era pequeño los eternos veranos sin cole? Daba tiempo a todo, a jugar, a ver la tele, a estar con los amigos de verano, a ir a clases de algo, a pegarte con tus hermanos, a salir a tomar algo con la familia, y también ... a aburrirse ¿o no?.

"Mama me aburro"¿cuantas veces podíamos decir esto? Claro, además, nos dedicábamos a incordiar para que se notase que nos aburríamos.

No se si entonces yo era consciente de la murga que podíamos llegar a dar, creo que a veces sí ¡pero es que lo malo es estar ahora del otro lado!

Polos de gominolas de naranja y de sandía con gominolas sobre fondo blanco con gominas de colores



Y como ahora soy la mamá, pues toca organizarse que aún quedan un montón de horas que rellenar  en este verano y así conseguir que no te vuelvan loca con los "mamá me aburro". Que por cierto, reflexionando sobre el tema, ¿porque para esto no es "papá me aburro"?.

Para mantener a la "gente pequeña" entretenida en la tienda siempre tenemos programados talleres de galletas, cupcakes, temáticos...o bien si se juntan un grupo de madres (o padres, o tíos...) con peques montamos un taller infantil en un plis olas.  Pero cuando me toca hacer de madre, y no hay ningún taller en Acaramelda al que "apuntarles", pues tengo que agudizar el ingenio y planifico mis propios talleres caseros.

Polos de naranja y sandia en un cubo de lata Con esta receta los podemos tener entretenidos una mañana o una tarde, y no tanto en por lo que tardamos en hacerlo, es porque se pasarán toda la mañana o toda la tarde, abriendo el congelador mirando a ver si ya están. Cambiareis un rato el "mamá me aburro" por el "mamá ¿ya están?", y por lo menos es otra cantinela distinta...jja.

Polos de naranja y sandia en un cubo de latón sobre hielos

 Receta

  • Zumo 
  • Gominolas

Elaboración

El zumo da igual de lo que sea. En este caso de naranja, para los de color naranja, y de sandía para los rojos. Pero podemos usar cualquier zumo. O incluso podemos usar refrescos, de los que son sin gas o si tienen gas moviéndolos en un vaso para eliminarlo.

Gominolas pues como el zumo, podemos usar la gominola que queramos, redondas como este caso o de ositos.

Para hacer los polos tenemos que tener una polera (es como una cubitera con los agujeros más grandes y hondos y que tiene una tapa que incluye el palo. Las puedes encontrar en cualquier tienda de menaje o incluso en los bazares multiproducto. 

Vertemos zumo en la polera, para que las gominolas no se queden todas en el fondo vamos rellenando poco a poco. Por ejemplo ponemos unas gominolas y echamos zumo hasta cubrir. Metemos en el congelador hasta que se congele. Sacamos y hacemos una capa solo con zumo. Metemos y congelamos. Sacamos y ponemos mas gominolas y cubrimos. Con esta capa probablemente ya hayamos rellenado toda la pollera. 
Podemos hacer dos cosas, o usar el cierre de la polera y ya está, o meterla en el congelador y cuando el zumo esté casi congelado introducir suavemente un palo de polo de madera.

Polo de naranja con gominas verdes sobre fondo de hojas

¿Te apetece uno?

Gracias por estar siempre ahí
Besos mil


jueves, 24 de julio de 2014

Smoothie, disfruta de las "chuches" sanas




Smoothie de frambuesas y naranja sobre mantel a rayas, en tarro con pajita roja

Este post debería empezar explicando que es un smoothie. Sí, esa palabreja que se ha colado en nuestras vidas y no se si os habéis dado cuenta pero ya está por todos los sitios. Pues esto como todo tiene su historia. Los Smoothies los crearon los Californianos allá por los 60's obsesionados por la vida sana,  están hechos sólo de fruta congelada, zumos y/o lácteos, pasados por una batidora. Vamos, un batido de frutas fresquito.

Aquí viene la parte en la que se nos ilumina la mente a las madres y pensamos ¿y si le colamos a los niños un poco más de fruta como si fuera una golosina?

Yo tengo gemelos, como ya sabéis, los dos la verdad es que comen fruta todos los días, pero  uno de ellos es el monstruo de las chuches...¡el tío las huele a distancia!, en casa siempre tengo escondidas algunas por aquello de los "chantajes"  que tengo que hacer de vez en cuando para que haga algo que no quiere hacer, digamos que es el último recurso.

Dispuesta a colar una bebida natural como chuche, me puse manos a la obra....os cuento como.


Smoothie de frambuesas y naranja en bote con tapa a cuadros roja y pajita roja. sobre mantel de rayas

Receta

Ingredienes

  • Frambuesas
  • Zumo de naranja
Para hacer estos smoothies compré unas frambuesas ya congeladas. Algo de colores en una caja en el congelador ya les pareció de lo más. Pero puede coger la fruta que quieras y que te ayuden a cortarla en pequeños trozos y meterlos en una bolsa de congelación y al congelador.
Las naranjas les encantan, así que exprimimos el zumo de un par de naranjas.
Podemos usar para batir, un vaso batidor, o incluso la batidora de mano, pues aunque la fruta esta congelada sigue siendo muy blandita.


Et voila!

Jaime tomándose el smoothie de frambuesa y naranja en el jardín

Prueba !superada! mi mostruo de las chuches ha caído! Una buena campaña de marketing casero ha hecho el resto.

¿Que como es el marketing casero?, pues vendérselo al público de la casa como si el smoothie fuera una chuche excepcional que "no se puede tomar todos los días y a todas horas"....jjja (esto es infalible). No digáis que las madres no tenemos que saber de todo, negociación, cocina, pscologia, marketing aplicado...

Por cierto, en Acaramelada preparamos unos Smoothies para los monstruos de las chuches y para los que les gusta la vida sana que crean adicción. Animaos a disfrutar de estos "batidos" !que es verano!.

¿Recordais que estábamos de Sorteo?

¡¡¡Y el ganador es!!!!




Gracias por estar siempre ahí

Besos mil

jueves, 17 de julio de 2014

Tarta de Requesón a la antigua usanza

Tarta de requesón en pedestal de cristal con manzanas verdes licorera antigua con flores verdes y púrpura


A veces con las ganas de hacer algún postre nuevo o una receta diferente parece qué se nos olvida que el arte de hacer postres no es nuevo. 

Esta es una de esas receta que amarillean en los cajones por el paso del tiempo. Es una receta de familia que parece que siempre hubieran estado ahí, cuando la preparaban con esmero nuestras madres, abuelas, tías…

Este es mi pequeño homenaje a esas mujeres que, sin internet, recogían con esmero esas recetas del boca a boca, con una cuidada letra.

La receta de tarta de requesón que os traigo hoy es la receta de la "tata" de mi marido y ahora la "tata" de mis niños. Es la tía de mi marido y a sus 92 años me ha pasado sus  recetas, como parte de su legado. Ahora la guardo yo, como un tesoro de familia. Tanto que el otro día no la encontraba para hacer la receta y es que la tenia con “las cosas importantes” que en su momento pensé que era el que se merecía, y no entre las hojas de mi cuaderno de recetas, por si se perdían.


Tarta de requesón en plato de plata de con manzanas verdes con cámara de fotos antigua con flores rosas y púrpura


Ella hace ya muchos años, cuando su sobrino y yo aun éramos novios, me hacia esta tarta por que sabía que me gustaba mucho, con cariño, con ese tiempo que se dedican a las cosas que merece la pena cuidar. También le añadía, algunas veces, pasas que me encantan, aunque ella sabía que esta tarta su sobrino no la cataba je je.

Con las recetas de cocina de la familia siempre ocurre igual, uno las hace y siempre saben un poco distinto a como las recuerda de como las hacen las madres, las tías ¿no os pasa a vosotros? Y es que cuenta, todo, el horno, los cacharros que usamos, las manos…

Pero es que además esta es de la que sale según los cacharros de cada uno en casa, porque es de las de antigua usanza, a base de vasos y cucharadas soperas y huevos tal cual, que por entonces lo de las tallas en los huevos no se llevaba!!

LA RECETA


LA RECETA DE LA TATA

  • 3 Huevos
  • 8 cucharadas de azúcar
  • 1 1/2 Vasos de leche
  • 3 cucharadas de harina
  • 400 gr de requesón 

LA RECETA CON MEDIDAS 

  • 3 huevos L
  • 150 gr de azúcar
  • 300 ml de leche entera
  • 75 gr de harina común
  • 400 gr de requesón

Elaboración según la receta

Batimos con la batidora. Forramos un molde con aluminio. Metemos en el horno 35 minutos

Elaboración actualizada

Precalentamos el horno a 210º. En este caso hemos usado un molde de silicona por lo que no ha requerido mayor preparación. Si usas uno metálico, los desmoldables son fantásticos. Engrasarlo o encamisarlo.

Batimos todos los ingredientes hasta que quede muy homogéneo. Echamos en el molde y metemos al horno durante unos 30'. Como todos los bizcochos comprobamos el punto de cocción pinchando con un palillo o una brocheta hasta que salga seco.

Tarta de requesón en cake stand de cristal con cucharillas de plata antiguas y cristalería con pie de cristal verde. Manzanas verdes y flores purpuras.


Es una tarta jugosa, fresca, estupenda para este tiempo, para una tarde con un café, un té, o lo que te apetezca.

Al final estas tartas son las que gustan a todos, a nosotras cada vez más nos las piden en el obrador. Últimamente cada vez hacemos más tartas caseras "de toda la vida" .

Por cierto esta elaborada con un molde vértigo de Silikomart de la misma línea que el sorteamos. ¿Veis lo bonito que ha quedado?. Y súper cómodo.

Recordad que seguimos de sorteo. Si no os habéis apuntado aún estáis a tiempo!!

Logotipo de Acaramelada junto a los productos sorteados


Si os animais a hacer esta fantástica tarta me gustaría que me lo contarais para decírselo a ella, que le va a hacer mucha ilusión y a mi también claro.

Gracias por estar siempre ahí

Besos mil

Fotografía by Ana Rosa Adán Fotografía

jueves, 10 de julio de 2014

Silikomart y Acaramelada estamos de Sorteo!!!

Ya hace un tiempo os contamos la historia de amor que tuvimos con Silikomart.

En un principio nos propusieron usar algun producto de su marca para hacer recetas en el blog, sin más, y la verdad es que sus moldes y productos producen flechazo a primera vista.

Ya sabéis que luego decidimos tener sus productos en la tienda y hemos averiguado que no somos las únicas a las que nos encantan los moldes de Silikomart.

En Septiembre estuvimos en la Feria de Intergift haciendo demostraciones en su stand. Y como ya os contamos, fue una experiencia fantástica.

Posteriormente hemos seguido trabajando con ellos, y....ahora que llega el veranito (es que con este tiempo raro no sabemos si llega o no ¿no os pasa igual? ), hemos decidido hacer un estupendiiiiiiiísimo sorteo. Que os lo merecéis por estar siempre ahí.


jueves, 3 de julio de 2014

Tartas especiales y personalizadas

Hola!!

Una de las cosas más emocionantes y gratificantes de todo este tinglado en el que nos hemos metido es cuando alguien viene y te dice que quiere una tarta personalizada para un momento y una persona especial.

Todas las tartas que hacemos nos las encargan con la ilusión de dar una sorpresa y de ver una mueca de emoción y felicidad en la cara del cumpleañero,  homenajeado o simplemente de esa persona a la que quieren.
Y nosotras las hacemos con la misma ilusión porque la mayoría tienen detrás la pequeña historia que te cuentan para que la podamos hacer con los detalles exactos que la hagan única.

Pero algo que nos emociona especialmente es saber que ya tenemos clientes que siempre que quieren hacer un regalo diferente, piensan en Acaramelada.


Nos encantó hacer estas dos tartas que hoy os enseñamos y que nos encargó el mismo cliente, uno de esos que os contamos, que piensa en una tarta de Acaramelada cuando quiere tener un detalle para un momento especial.


jueves, 26 de junio de 2014

Mini Tartas

Para darse un pequeño capricho de vez en cuando.
Con estas mini tartas podrás compartir todos los momentos dulces que se te ocurran.

Cumpleaños