Candy bar en el cielo de Madrid

El emplazamiento de este candy era espectacular, una isla en la cúpula del hotel Dear de Gran Via. Estos novios querían una mesa de postres barroca. Nosotras disfrutamos mucho con ellos, pensando y diseñando cada detalle.

La responsable de eventos del hotel también quería hacer fotos a nuestro candy y es que quedó precioso.

Como el lugar tenia mucha luz no necesitamos añadir más, pero si nos centramos mucho en las flores, que ayudaban a dar ese toque que buscabamos.

Nos gusta usar menaje de cristal y metal, en este caso debía  de ser plateado ya que así nos lo pidieron los novios.

Muchos candy bar van sobre una pared, en este caso como os decía es una isla para que los invitados pudieran circular por ella y disfrutar de los detalles y los dulces, claro. Rodeando la isla pequeñas mesas veladores con candelabros que habían traído los propios novios.

No olvidamos detalles salados para los que con las copas les gusta más algo así.

No dejamos ningún detalle a la la improvisación. Lo peor de este candy fue acceder con el material por la zona de servicio, que es complicada.

A quien no le gustaría meter mano aquí, ¿verdad?

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

0

Tu carrito